Seleccionar página
La imagen puede contener: 1 persona
~ Su Santidad, el Dalai Lama ~
 
Tendzin Giatzo, conocido mundialmente como Su Santidad, el XIV Dalai Lama, vino al mundo el 6 de Julio de 1935, en Takster, una pequeña villa en la región noreste de Tibet. Al igual que muchos otros grandes maestros espirituales, encarnó en una rústica y humilde familia de modesto origen campesino. Cuando contaba con poco mas de dos años de edad, de acuerdo a diversas señales y profecías propias de la tradición tibetana, fue reconocido por la jerarquía de dignatarios y altos Lamas, como la reencarnación de su predecesor, el XIII Dalai Lama. Al cabo de poco tiempo, fue llevado a Lhasa, la capital de Tibet, para su preparación, educación y enseñanza formal, de acuerdo al rol fundamental que le cabría cumplir como líder espiritual de la nación  tibetana.
 
A la temprana edad de 15 años, fue llamado a asumir el mando temporal y espiritual del gobierno tibetano, momentos en que la nación pasaba tiempos muy duros y difíciles, debido a la presión china ejercida por el gobierno de Mao Tze-tung. Lo que culminó con la violenta y cruel invasión, y la posterior anexión del territorio de Tibet como una provincia de China. Situación política que se mantiene invariable hasta el día de hoy. En el año 1959, cuando en suelo tibetano arreciaba la lucha contra la opresión y el terror impuesto por el gobierno chino, debió exiliarse en Dharamsala, a los pies de los Himalayas, en el norte de la India. Desde donde recibió asilo político y formó una suerte de gobierno en el exilio, junto a cientos de miles de refugiados que lo siguieron.
 
Desde su mas tierna infancia, el Dalai Lama recibió de parte de los grandes maestros y mas altos sabios de la tradición budista tibetana, una completa y profunda instrucción y elevada enseñanza en todos los diferentes aspectos y ámbitos de la vida budista. Transformándose en una eminente y gran figura espiritual, no tan solo para su pueblo, sino en un gran ejemplo para todo el mundo, en el que su gran sabiduría, extrema humildad e inmensa compasión, lo han llevado a ocupar un lugar muy preponderante entre los grandes líderes del mundo espiritual contemporáneo.
 
Su Santidad, el Dalai Lama, es la cabeza visible de lo que se denomina budismo tibetano, una de las tantas ramas que se generaron de la raíz del budismo original, al igual que a sucedido en los diferentes movimientos espirituales o religiosos. Tradición, en la que el conocimiento se a ido transmitiendo a través de innumerables linajes, de generación a generación, y del que en occidente, solo conocemos una pequeña parte o fracción. El profundo conocimiento de la naturaleza humana, proveniente del mundo de los Lamas y sus elevados maestros, se encuentra al tope y en la cima de las grandes verdades y conocimientos que haya logrado el ser humano, en cualquier tiempo o época.
 
 
Desde finales de la década del sesenta a recorrido incansablemente muchos países, llevando su mensaje de paz y compasión, en incontables encuentros con diferentes líderes políticos, religiosos, culturales, ambientales, etc. Donde ha instado una y otra vez a los líderes políticos a dejar de lado la pequeñez de los intereses personales y privados, y a conducir sus mentes con consciencia y responsabilidad, donde predominen los valores de la verdad y la justicia. Así mismo, promoviendo el entendimiento, la tolerancia  y la aceptación  de los distintos credos, religiones o tradiciones, las que finalmente en su origen,  están todas basadas en la compasión y en el Amor.
 
Desde el punto de vista político, siempre ha abogado por un mejor entendimiento, cooperación y respeto entre las naciones, buscando siempre la solución pacífica a todo tipo de conflictos. Cuyo ejemplo lo podemos ver en la resistencia pacífica y no violenta con que ha abordado todas las humillaciones, injusticias y aberrantes vejaciones que a debido sufrir la cultura tibetana, de parte de la tiranía y la opresión del gobierno chino. Lo que por cierto, incluye miles de viles asesinatos, violencia despiadada en formas indescriptibles, destrucción de otros miles de templos, y la devastación y holocausto de su bella y refinada cultura, así como de sus ancestrales formas de vida.
 
Sin duda, el Dalai Lama, es uno de los líderes espirituales mas prominentes y respetados del mundo actual. Sin embargo, escasamente encontraremos alguna linea acerca de su vida, reflexiones, pensamientos o visión espiritual en los medios de comunicación social. Paradójicamente, en cambio, si vemos a diario a otros tantos personajes, los que  llenos de arrogancia, verborrea, falsedad, egoísmo y vanidad, llenan día a día las páginas de los diarios y los noticieros internacionales, con frases altisonantes, palabras huecas, mentiras veladas y fríos cálculos electorales. Las que en gran medida, están desprovistas del mas mínimo sentido de responsabilidad, ética o moralidad.
 
La expresión Dalai Lama, textualmente puede ser traducida como: “Océano de Sabiduría.” Y en términos metafísicos, puede ser entendida como una expresión o manifestación en la tierra del Buda de la Compasión, quien eligió voluntariamente encarnar en el mundo con el alto propósito de servir al prójimo.
 
He aquí, alguna de sus citas mas célebres, las que lo retratan en su infinita compasión, elevada sabiduría y Amor por la humanidad:
 
 
” Nunca se puede obtener la paz en el mundo exterior hasta que no estemos en paz con nosotros mismos “.
 
” Cuando nos encontramos con una verdadera tragedia en la vida, podemos reaccionar de dos maneras: con la pérdida de la esperanza y caer en hábitos auto destructivos, o usando el desafío para encontrar nuestra fuerza interior “.
 
” Quien se transforma a sí mismo, transforma el mundo “.
 
” Estoy convencido que al final siempre prevalecerá la verdad y el amor entre los hombres por sobre la violencia y la opresión “.
 
” La paz no significa una ausencia de conflictos, las diferencias siempre van a estar ahí. La paz significa la solución de estas diferencias por medios pacíficos, a través del diálogo, la educación, el conocimiento; y por medio de formas humanitarias “.
 
” El propósito de todas las grandes tradiciones religiosas no es construir grandes templos en el exterior, sino para crear templos de la bondad y la compasión en el interior, en nuestros corazones “.
 
” La tolerancia y la paciencia son muchos mas efectivas que la mera indiferencia”.
 
” A través de la paz interior se puede conseguir la paz mundial. Aquí la responsabilidad individual es bastante clara ya que la atmósfera de paz debe ser creada dentro de uno mismo, entonces se podrá crear en la familia y luego en la comunidad “.
 
” Si alguna vez no te dan la sonrisa esperada, sé generoso y da la tuya. Porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa, como aquel que no sabe sonreír a los demás “.
 
 

Frases simples, plenas de profunda verdad, buena voluntad y elevado propósito. Desprovistas de cualquier pompa o grandilocuencia, ya que una de sus principales características es la de expresar sus nobles ideales y enseñanzas en forma clara, directa y precisa, de modo que todos lo puedan comprender.

Hombre ejemplar, de noble corazón, encarnación de la paciencia, la humildad y la compasión. Hombre sabio, santo  y líder del mas alto nivel. Son algunas de las características de este insigne maestro, el que a dedicado su vida a predicar con el ejemplo,  sembrando las semillas del Amor y la justicia verdadera, en el alma de los hombres, así como en el endurecido  y frío corazón de la elites gobernantes. Y que a luchado incansablemente por ayudar en todas las formas posibles, a quienes sufren las calamidades de la pobreza, la falta de oportunidades, las injusticias sociales o la discriminación en cualquiera de sus formas.

 
El mundo en absoluto carece de seres ejemplares, grandes sabios o maestros espirituales. De hecho, desde siempre han venido incontables veces a la tierra, en todas las épocas y lugares, a enseñarnos e instruirnos con su ejemplo, rectitud y sabiduría. Desafortunadamente, de lo que si carece el mundo, es de suficientes personas que con coraje, determinación, buenas intenciones, honestidad, sacrificio y esfuerzo personal, le demuestren a las grandes mayorías, que si es posible vivir en el mundo, de acuerdo a los preceptos, virtudes y las nobles verdades, que todos aquellos sabios, maestros y santos, que como el Dalai Lama nos han traído  una y otra vez.
 

Últimamente, como dice el Dalai Lama, la paz solo vendrá al mundo, cuando los seres humanos, la encontremos dentro de nuestros corazones. Para que eso ocurra necesariamente cada individuo, debe poner mucho de su parte, corrigiendo internamente todas aquellas tendencias que nos alejan irremediablemente del entendimiento, la empatía y la comprensión mutua.

 

                          ~ Om Mani Padme Hum ~

Image result for fotos del buda de la compasion
~ Si te gustó el artículo, con mucho respeto, me haces un gran favor compartiéndolo ~
 
~Namaste ~