Seleccionar página

 

~ Caminar en la Verdad ~

 

Verdad, es todo aquello que es inmutable, no sujeto a interpretaciones o manipulaciones y que se sostiene por si misma en cualquier situación, estado o condición. Es la perfecta ecuación que se produce cuando la palabra, el pensamiento y la acción fluyen sincronizadas y alineadas en la misma dirección.

Esto lo podemos ver reflejado en la profundidad de la mirada sincera, ya que los ojos tienen la capacidad de expresar sin dobleces la Verdad del alma. La vida germina, florece y se multiplica en los dulces atributos y virtudes de  la Verdad.

Caminar en la dulce compañía de la Verdad, es un principio esencial para vivir la vida en forma saludable y correcta, ya que una de las cosas mas importantes para el progreso espiritual, es ser honestos y sinceros con nosotros mismos.

Ser auto sinceros es de vital importancia, ya que elimina la posibilidad tan arraigada en el ser humano de racionalizar y justificar sus propios errores; y mas bien, nos permite verlos y reflexionar sobre ellos para así luego poder corregirlos.

De lo contrario, fácilmente caemos presos en el velo de la autocomplacencia, como asimismo, en la consiguiente reticencia a aceptar las opiniones ajenas, aunque estas sean acertadas y justificadas. Abriendo de paso la puerta a todo tipo de tendencias e inclinaciones negativas y comportamientos errados.

Además, la senda de la Verdad debe conducirnos a ser honestos en nuestras relaciones con el prójimo, hablando la verdad, pero sin dejar por ello, de reconocer que esta está condicionada por el principio o ley de la no violencia.

Si dicha Verdad le va a causar daño o herir a alguien, es mejor guardar silencio. Idealmente, la intención que hay tras la Verdad debe promover en nuestros semejantes el deseo a ser mejores personas, sin ninguna necesidad de amargarlos o causarles algún perjuicio.

La Verdad dulcifica el alma, nos hace libres y bellamente ingenuos, ennoblece el espíritu y nos hace vivir con alegría y entusiasmo. Y por cierto, es uno de las piedras angulares en que se sustenta el camino del autoconocimiento.

 

~ Águila Blanca ~

 

~ Si te gustó el artículo, con mucho respeto, me haces un gran favor compartiéndolo ~
 
~ Namaste ~